Evolución del IPC en el mercado de alquiler de la Comunidad de Madrid

indice precios consumo mercado alquiler

En nuestra agencia de gestión de alquiler de inmuebles nos preguntan a menudo sobre la revisión de rentas anuales de alquiler por parte del propietario al inquilino. Salvo acuerdo diferente entre ambos, normalmente la renta se actualiza con el IPC, que es el encargado de marcar el importe que subirá o bajará el alquiler para el siguiente año.

Aspectos importantes en la actualización de la renta de alquiler

¿Cuándo se actualiza?

Al contrario de lo que se piensa, el alquiler no se actualiza a primeros de año, sino cuando se cumple un año desde la firma del contrato de arrendamiento. La subida o bajada de la renta, en base al IPC, entrará en vigor el mes siguiente en el que el propietario notifica al inquilino el porcentaje de actualización de la renta, junto con la fuente de donde ha obtenido el dato, que suele ser el INE (Instituto Nacional de Estadística).

Hay que decir que desde el año 2013 se puede incluir una cláusula en el contrato de arrendamiento que permita la no actualización del alquiler si ambas partes están de acuerdo. Para todos los contratos firmados con anterioridad a ese año es obligatoria la actualización de la renta respecto al IPC general.

¿Qué índice se utiliza?

Hay que utilizar el índice del IPC General y no otros para actualizar el alquiler. Será el referente en los primeros cinco años de contrato según dice la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos). Después de los cinco años se podrán utilizar otros índices siempre que estén de acuerdo ambas partes.

¿Cómo se calcula el IPC del alquiler?

En la web del INE disponemos de herramientas para calcular el incremento del IPC en dos fechas seleccionadas. Si introducimos el importe del alquiler y el periodo para calcular el IPC obtendremos el importe final. Para saber el índice del IPC a aplicar acudiremos a la página web del INE que publica las tasas de variación interanual.

Hay que tener en cuenta que la evolución del IPC puede ser positiva o negativa, es decir, que una vez actualizada la renta, el inquilino podría pagar menos y sería porque el coste de la vida ha descendido y no podemos cobrar lo mismo que el año anterior.
 
Si quieres tener inquilinos solventes en Madrid es importante que la renta del alquiler esté siempre actualizada según la normativa legal vigente. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, la tasa de variación media del IPC en marzo de 2018 fue del 0,5%, con subidas y bajadas continuas durante los doce meses.

Por ejemplo, en mayo y julio de 2017 la tasa de variación fue negativa, al igual que en enero de 2018. Todas estas fluctuaciones deben tenerse en cuenta a la hora de actualizar el alquiler, de ahí que sea el IPC el índice de referencia, porque está contrastado y actualizado continuamente y es el más fiable para calcular el coste de la vida cada mes.

Como siempre, en Renta Garantizada queremos que tengas un alquiler seguro para tu vivienda y estaremos encantados de asesorarte como te mereces si tienes pensado poner tu inmueble en alquiler. Contacta con nosotros.