¿Cómo encontrar al mejor inquilino para mi piso en alquiler?

fijar un precio de alquiler con mi inquilino

La razón principal que frena a los propietarios a la hora de poner su vivienda en alquiler son los posibles impagos o también que los inquilinos provoquen muchos destrozos. Lo cierto es que estas eventualidades pueden convertirse en problemas serios si el contrato de arrendamiento no está gestionado por profesionales, por eso desde Renta Garantizada siempre recomendamos esta opción.

 

Además, para evitar cualquier tipo de problema en el futuro creemos que hay que invertir tiempo en seleccionar a un inquilino solvente y que encaje perfectamente con las características de la vivienda. Nuestro consejo es dejar esta labor en manos de una agencia negociadora del alquiler porque ellos saben cómo hacerlo perfectamente.

 

¿Existe el inquilino perfecto?

 

Todo propietario querría un inquilino que pagara las cuotas mensuales puntualmente, que cuide de la vivienda y cuando finalice su estancia no deje desperfectos importantes. Si además, durante los años que dure el contrato no tiene ningún problema con los vecinos y todo transcurre con total normalidad, sin duda sería el candidato perfecto.

 

Aunque parezca mentira sí que existe este perfil de inquilino, pero es muy importante que sea un profesional el que se ocupe de buscarlo. Él tiene la experiencia y los conocimientos necesarios para seleccionar a la persona o personas que, presumiblemente, no ocasionarán problemas durante el contrato de arrendamiento.

 

¿Cómo selecciona el inquilino una agencia negociadora del alquiler?

 

En primer lugar, el experto en alquileres mantendrá una entrevista con el propietario para saber qué tipo de inquilino le gustaría tener en su vivienda. Hay propietarios que prefieren familias con niños, otras se decantan más por los estudiantes, otros por parejas o personas que vivan solas. Una vez conocido este dato, el gestor elaborará un estudio minucioso con las características de la vivienda, su ubicación, el barrio al que pertenece, los precios de la zona, la demanda que hay de posibles arrendatarios, etc.

 

Una vez realizado el estudio de mercado llega el momento de fijar un precio de alquiler y elaborar el anuncio para publicarlo en los mejores portales inmobiliarios. El especialista sabe cuáles son los más indicados para el tipo de vivienda que se desea alquilar y también cómo hay que redactarlo, qué características hay que destacar más para atraer a los posibles inquilinos y qué tipo de fotos debe publicar.

 

Cuando se publica el anuncio, los candidatos comenzarán a llamar a la agencia y el gestor concertará citas con cada uno de ellos para enseñar la vivienda. Los profesionales inmobiliarios tratan con cientos de personas y han desarrollado un sexto sentido para saber con unos pocos minutos de conversación si puede ser un candidato válido para alquiler el inmueble. 

 

De todas formas, los profesionales investigan siempre el pasado de los posibles inquilinos revisando el “Fichero de inquilinos morosos” y otros listados donde comprobarán si ha dejado alguna deuda en otros inmuebles alquilados o si algún propietario ha publicado alguna queja sobre él. Por supuesto, los derechos del inquilino siempre están garantizados, porque este tipo de investigación está amparada por la ley.

 

Si el candidato está interesado en alquilar el inmueble y el gestor comprueba que no tiene ninguna deuda atrasada, concertarán una entrevista para comprobar su solvencia económica y su estabilidad laboral. El objetivo es disponer de las pruebas suficientes para estar seguro de que puede hacer frente a las cuotas mensuales del alquiler.

 

Aparte de sus nóminas o el contrato de trabajo actual, también se le podrá solicitar al inquilino referencias de anteriores propietarios para corroborar si todo fue bien durante el contrato. El candidato no suele tener ningún reparo en entregar la documentación requerida porque está tratando con un profesional y entiende que aplicará la ley de protección de datos y otras normativas que preserven su identidad. 

 

En caso de que estos documentos los pidiera un particular, lo más probable es que el candidato se negara, ya que no tiene las garantías que sí le puede ofrecer un profesional. De ahí la importancia de contar siempre con un experto en alquiler de viviendas.

 

¿Qué ocurre cuando se selecciona al inquilino?

 

Una vez que el profesional da el visto bueno al candidato contactará con el propietario para indicarle que ha encontrado un inquilino que encaja perfectamente con las expectativas y que es el idóneo para alquilar su vivienda. 

 

Si el propietario está de acuerdo comenzará a redactarse el borrador del contrato de arrendamiento y es en ese momento donde el propietario tiene la opción de contratar uno de los seguros de inquilinos morosos que, a buen seguro, le dará mucha más tranquilidad durante el alquiler de su vivienda. Porque, a pesar de todas las precauciones, puede ocurrir algún imprevisto no deseado y con este seguro el propietario sabe que siempre va a cobrar su renta pase lo que pase.

En Renta Garantizada disponemos de los mejores profesionales para seleccionar el inquilino ideal para tu vivienda. Contacta con nosotros y comprueba lo fácil que es alquilar tu inmueble contando con especialistas del sector.