2018, un buen año para alquilar tu piso por el aumento de precios y demanda

El sector inmobiliario continúa su crecimiento, tanto en compraventa de viviendas como en alquileres, por lo que 2018 es un gran año para alquilar pisos en Madrid, debido al gran aumento de la demanda y la subida continuada de los precios.

 

La seguridad en el alquiler sigue siendo una de las preocupaciones de los propietarios, pero hay una opción que está ganando cada vez más adeptos, y es la compra de viviendas por parte de inversores que desean alquilar y recuperar la inversión, ya sea con alquiler turístico o tradicional. Según el Banco de España, el alquiler de larga temporada puede ofrecer una rentabilidad del 10,9% anual incluyendo las cuotas de alquiler y la revalorización de la vivienda.

 

¿Por qué es un buen momento para alquilar?

 

La vivienda nueva está experimentando un importante auge en 2018. Ya en 2017 se vendieron un 10,4% más de viviendas nuevas que en 2016, una cifra que continúa aumentando, a la vez que se va reduciendo el importante stock de viviendas sin vender que se arrastraba desde la crisis económica.

 

El precio a la baja de las hipotecas sin duda ha ayudado a este aumento de las ventas, ya que los compradores pueden acceder a préstamos asequibles y no parece que la tendencia sea al alza, aunque se espera con atención un cambio en la ley hipotecaria que podría endurecer las condiciones de crédito por parte de los bancos.

 

Otro aspecto importante por el que 2018 es un año ideal para alquilar es el encarecimiento del suelo. El precio medio del metro cuadrado sigue creciendo y los precios del alquiler también (en 2017 aumentaron casi un 13%), sobre todo en las grandes ciudades donde parece que están llegando a su techo. 

 

En la actualidad, no hay ningún activo financiero que pueda ofrecer rentabilidades tan altas como el alquiler de viviendas. Según el último informe sobre el sector del Grupo Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra, los inversores que compraron vivienda con la intención de alquilarla, obtuvieron una rentabilidad media bruta del 7,26% en Madrid y 5,63% en Barcelona el año pasado.

 

Aspectos a tener en cuenta para comprar y luego alquilar

 

El número de habitaciones, el estado de conservación y si tiene o no ascensor, son aspectos muy importantes a la hora de adquirir una vivienda con intención de alquilarla. En el caso del ascensor, la rentabilidad puede ser hasta del 8,74% si no lo tiene y un 6,5% si lo tiene, según datos del Grupo Tecnocasa.

 

En cuanto a las dimensiones, se logran mejores rentabilidades en viviendas entre 40 y 60 metros cuadrados que en propiedades más grandes. Son más rentables los pisos con dos habitaciones que con tres, aunque depende de la zona donde se encuentre, ya que si se trata de un barrio universitario se alquilará mejor un piso con tres o cuatro habitaciones. 

 

El estado de conservación también es muy importante, ya que si hay que invertir mucho en la reforma, quizá no sea tan rentable su compra, sobre todo si no está situado en una zona donde el alquiler sea más o menos fácil.

 

Como vemos, el alquiler sigue siendo muy rentable y es un momento propicio para ello. En Renta Garantizada dispondrás del asesoramiento profesional que necesitas para alquilar tu vivienda sin sobresaltos y con la seguridad que necesitas. Somos expertos en la administración del alquiler. No dudes en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta.