IPC alquiler en 2022. ¿Cuánto suben los alquileres?

IPC subida precios alquiler

La subida del precio del alquiler del año 2022 podría estar influenciada por la nueva Ley de Vivienda que previsiblemente se aprobará dentro de unos meses, según la ANA (Agencia Negociadora del Alquiler).

La nueva normativa habla de la regulación de los precios de alquiler en las zonas donde haya mayor demanda (zonas de mercado tensionado). Estas zonas serán designadas por las comunidades autónomas y se aplicará la regulación necesaria para corregir los desequilibrios del mercado.

En esta ley también se recoge un impuesto que se aplicará a las viviendas vacías que puede llegar hasta un 150% mediante recargos en el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI), junto con una apuesta por un parque público de alquiler.

IPC en el alquiler de 2022

Debido a la fuerte inflación del último año en España, el gobierno ha impulsado la nueva Ley de Vivienda para que los grandes propietarios de inmuebles se vieran obligados a bajar los precios del alquiler en las zonas con más demanda de vivienda.

Se prevé que la nueva Ley de Vivienda entre en vigor en el segundo semestre del año y podría influir en la subida de precios del sector. Las previsiones sobre el precio de la vivienda en el año que acaba de comenzar apuntan a un incremento del 4%, igual que otros productos o servicios y, según las estimaciones de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), el precio del alquiler podría subir un 5% en 2022.

Según esta agencia, a la hora de calcular el IPC del alquiler influiría no solo el IPC, que es el indicador que se utiliza habitualmente para la revisión de precios en los contratos de arrendamiento, sino también la aprobación de la nueva Ley de Vivienda.

En el caso del IPC, según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), actualmente en vigor, dice que solo se podrá actualizar anualmente la renta de un inmueble en alquiler utilizando la variación del IPC en los doce meses anteriores a la fecha de actualización de este indicador.

Esta norma siempre entra en vigor cuando se firma un contrato de arrendamiento entre un arrendador que concede a la otra parte el uso o goce temporal de un inmueble y un arrendatario que paga por el uso y disfrute de la vivienda.

¿Aumentará el precio del alquiler en 2022?

Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en diciembre de 2021 los productos y servicios que más aumentaron de precio fueron los carburantes, la electricidad y el gas natural, además de un 18% la vivienda, un 10,8% el transporte, un 3% la alimentación y un 2,5% la hostelería, con una variación anual del 6,7%, dos décimas más que la de noviembre.

Este incremento puede tener una influencia importante en los contratos de alquiler que se firmen a partir de enero y que podrían incrementarse en más de 500 euros anuales después de ser revisados.

Según el portal inmobiliario “Idealista”, la subida del IPC en el alquiler en España ha hecho que el precio medio del alquiler de un inmueble de dos habitaciones haya pasado de 680€ al mes a 726€, es decir, una subida de 46€ mensuales y más de 550€ al año, algo que no todos podrán asumir en este año 2022.

De las grandes ciudades españolas, San Sebastián es la que más ha sufrido el incremento de la inflación a la hora de revisar los contratos de alquiler, ya que se han incrementado en 60€ al mes, dejando el precio medio en 960€ mensuales.

Barcelona y Madrid siguen a la ciudad donostiarra con un incremento medio de 54€ al mes y un precio medio del alquiler de 854€ mensuales. En el caso de Bilbao la subida es de 52€ de media con una renta media actualizada de 832€ al mes.

Los propietarios tienen la posibilidad de actualizar las rentas de alquiler según el IPC durante la vigencia del contrato de arrendamiento de hasta cinco años en caso de persona física o siete años si es una persona jurídica. En los últimos años la variación del IPC prácticamente no ha existido, incluso ha habido variaciones negativas, sin embargo, después de la crisis sanitaria vivida en 2020 la inflación comenzó a dispararse.

Aunque la mayoría de contratos se rigen por el IPC para actualizar las rentas, no todos tienen ese índice de referencia. Por ejemplo, los contratos de alquiler que se firmaron antes del 31 de marzo de 2015.

Hay que recordar que al propietario le ampara la ley para actualizar la renta del alquiler según el IPC una vez que ha pasado un año de la firma del contrato. Si el contrato se firmó a partir del mes de abril de 2015, la actualización de rentas por el IPC deberá reflejarse en el contrato. En cualquier caso, el propietario deberá comunicar formalmente al inquilino la actualización de renta que deberá pagar según la variación del IPC.

En Renta Garantizada estamos a tu disposición para aclarar cualquier duda relacionada con el alquiler de viviendas. Somos expertos en la gestión integral de alquileres y en el sector inmobiliario. Contacta con nosotros. Nuestro equipo te atenderá en todo lo que necesites.