¿Cuál es la forma más segura de alquilar un piso en Valencia?

¿Cuál es la forma más segura de alquilar un piso en Valencia?

 

Conseguir un alquiler seguro en Valencia es una de las principales preocupaciones de los propietarios valencianos. Y es que las consecuencias de elegir un inquilino moroso podemos arrastrarlas durante mucho tiempo. No solo a la hora de conseguir que abone la renta pendiente, sino de hacer que el mismo abandone la propiedad. Además de otros posibles problemas originados por la mala elección del arrendatario como puede ser la okupación, vandalismo, problemas con los recibos, etc. Por eso, la búsqueda concienzuda de un buen inquilino puede ayudarnos a garantizar el cobro de la renta, así como establecer una relación duradera con un arrendatario fiable. A continuación os dejamos una serie de consejos para garantizar un alquiler seguro en Valencia

 

Alquiler seguro en Valencia

Cuando hablamos de alquiler seguro nos referimos a garantizar la tranquilidad y seguridad del propietario. Esto abarca un gran número de parámetros: seguridad en el pago, integridad de la vivienda, gestión acorde a la legalidad vigente, asesoramiento jurídico, etc. Al involucrar tantos factores, que todo salga correctamente dependerá de un gran número de agentes. La mayoría de ellos durante la gestión previa a la entrada del nuevo inquilino en el inmueble. Descubre algunos de los pasos más importantes a tener en cuenta para conseguir no solo un alquiler seguro en Valencia, sino garantizar el cobro de la renta

 

Promoción de la vivienda

Una vez que la vivienda esté totalmente acondicionada para entrar a vivir, es el momento de darla a conocer. Algunos de los pasos previos para poder poner un piso en Valencia en alquiler es contar con la cédula de habitabilidad y el certificado energético. Estos documentos son exigidos por la ley para comercializar la vivienda, tanto para el alquiler como para la venta. Además, incluir la calificación energética dentro del propio anuncio va a ser de gran ayuda a la hora de hacernos mucho más visibles. 

 

Dentro del mercado inmobiliario podemos encontrar varias formas de gestionar la puesta en alquiler de un inmueble. Podemos promocionarlo en los diferentes portales inmobiliarios, acudir a una inmobiliaria o recurrir a una agencia negociadora del alquiler en Valencia. Aunque todas son opciones válidas, la mejor solución es contar con una agencia negociadora del alquiler como Renta Garantizada en Valencia. Ya que no solo os ayudará a comercializar la vivienda, sino que os acompañará durante el tiempo que dure el alquiler. 

 

Selección del inquilino

Tras promocionar nuestra vivienda, el siguiente paso es seleccionar los diferentes inquilinos. Esta parte del proceso es una de las más complejas y exigentes en lo relativo a nuestro tiempo. Una vez establecido el primer contacto, deberemos acompañar a los diferentes candidatos a visitar la propiedad y hacerle una entrevista personal. 

 

Después de varias visitas, habremos filtrado a los posibles candidatos y tendremos que dar el siguiente paso: solicitar documentación que acredite su situación financiera. Es muy importante que los interesados puedan demostrar que tienen suficientes ingresos como para hacer frente al pago recurrente de la renta. Para ello podemos solicitar su contrato laboral y las últimas nóminas. En caso de ser un autónomo, se solicita el alta de autónomo y las últimas declaraciones de la renta. Y si los ingresos nos parecen insuficientes, es recomendable solicitar un aval.

 

Solicitar dicha documentación es lo habitual y, aún así, eso no es incompatible con la morosidad. Por ello es importante realizar un estudio de solvencia. Los mismos no solo tienen en cuenta sus ingresos actuales, sino también su historial crediticio, si ha tenido incidentes de impago en el banco o si se encuentra en una lista de morosos, entre otras cosas. En Renta Garantizada Valencia realizamos concienzudos estudios de solvencia de los diferentes candidatos antes de firmar el contrato de alquiler. Y, si se diera el caso de impagos, proporcionamos un seguro que va a cubrir al propietario durante 12 meses. 

 

Contrato de alquiler 

Es el último paso antes de finalizar el alquiler del piso en Valencia: firmar el contrato de arrendamiento. Este documento no solo debe recoger los acuerdos a los que han llegado las partes, sino que también debe adscribirse y respetar lo que marca la Ley de Arrendamientos Urbanos. Además, deberá estar expresado en un lenguaje claro y concreto que sea entendible para el arrendatario. También quedará por escrito los diferentes elementos del hogar (muebles, electrodomésticos) así como el estado de los mismos. Se puede incluir un anexo con fotografías del interior del inmueble. En este momento también se entrega la cantidad de la fianza (un mes), las posibles garantías adicionales y el mes en curso. 

 

Contar con asesoramiento profesional a la hora de redactar el contrato de alquiler va a ser fundamental. Ya que va a requerir del profundo conocimiento de la legislación actual, las posibles contingencias, los diferentes supuestos y excepciones, los acuerdos pactados verbalmente, y un largo etcétera. En Renta Garantizada Valencia, dentro de nuestros servicios de gestión integral del alquiler, elaboramos contratos personalizados para cada uno de nuestros clientes. 

 

En conclusión, la forma más segura de alquilar un piso en Valencia es contando con el acompañamiento y profesionalidad de Renta Garantizada, agencia negociadora del alquiler en Valencia. Ya que no solo su experiencia en el sector os ayudará a conseguir los mejores resultados, sino que os acompañará durante todo el proceso. Garantizando el cobro de la renta y el alquiler seguro incluso en caso de impago. Si quieres alquilar tu piso en Valencia no dudes en contactar con nosotros.