Consejos para que tu piso de alquiler sea sostenible

alquiler seguro casas sostenibles

Podemos convertir nuestra vivienda destinada a alquiler residencial o alquiler turístico en un lugar más sostenible reduciendo el consumo energético. En la actualidad, se construyen viviendas bioclimáticas que tienen en cuenta las energías renovables y la eficiencia energética, pero, la mayoría de viviendas que se ponen en alquiler no fueron construidas para ser respetuosas con el medio ambiente. Por esto mismo a la hora de contactar con una empresa encargada de la gestión del alquiler, debemos tener presente los puntos que te presetamos a continuación para así llevar un consumo más responsable y sostenible de la energia.

Tampoco es preciso hacer grandes inversiones para convertir nuestra vivienda en un espacio más sostenible.

Recomendaciones y adaptaciones para convertir tu vivienda en sostenible

  • Reciclar: es importante una buena gestión de residuos por separado: envases, vidrio, papel, baterías, etc.
  • Utilizar electrodomésticos A++: pueden reducir hasta un 80% el gasto energético.
  • Productos de limpieza: podemos fabricar productos no contaminantes utilizando bicarbonato, vinagre blanco, agua oxigenada, sal o zumo de limón.
  • Dispositivos eléctricos apagados: la función standby consume un 14% de energía eléctrica.
  • Disponer de un buen aislamiento: un buen sellado de juntas, aislante térmico y doble acristalamiento pueden ahorrar hasta un 50% de calefacción.
  • Iluminación LED: duran más y son más eficientes. Además no contienen elementos tóxicos.
  • Cisterna de doble descarga: reduce hasta un 50% el gasto de agua.
  • Uso de calefacción: en invierno, la temperatura debe estar entre 19º y 21º. Es importante disponer de termostatos y programadores para regular bien la temperatura.
  • Uso del aire acondicionado: en verano, la temperatura ideal es de 25º.
  • Hacer bien la compra: intentar consumir productos de la zona y de temporada y calcular bien las cantidades para no tirar comida.
  • Huerto ecológico: si tenemos esa posibilidad podemos autoabastecernos con productos naturales de una manera más económica.
  • Uso de la bicicleta: para desplazamientos cortos es la forma más sana y barata de moverse.
  • Uso responsable de la ropa: reutilizar en la medida de lo posible y darle otro estilo y uso.
  • Grifos sostenibles: con un aireador se mezcla el agua con el aire y se reduce el consumo hasta un 50%.
  • Agua fría de la ducha: con una bolsa para recoger el agua que se desperdicia hasta que llega el agua caliente a la ducha podemos reutilizarla para regar las plantas o dar de beber a nuestras mascotas.
  • Monomando con limitadores de caudal: ahorran hasta un 50% de agua al mezclar la fría con la caliente.
  • Reductores de presión: pueden ahorrar hasta un 30% de agua. Se instalan junto al contador.
  • Depósito pluvial: se puede aprovechar el agua de lluvia y reutilizarla para otras funciones.
  • Uso de pinturas ecológicas: existen pinturas fabricadas con sustancias vegetales que no contienen sustancias tóxicas.
  • Placas fotovoltaicas: el uso de energías renovables reduce el impacto medioambiental y el gasto energético.
  • Reguladores de luz: modulan la iluminación y crean ambientes cálidos además de reducir el consumo.
  • Detectores de movimiento: encienden la luz sólo cuando hay alguien en la habitación, lo que consigue una importante reducción del consumo.
  • Extractores de aire y humidificadores: para conseguir un aire más limpio en el hogar y reducir el consumo.

Otras pequeñas acciones que podemos hacer en nuestra vivienda como reparar ese grifo que gotea o mejorar la iluminación, sin duda reducirán el consumo de energía de la casa. En Renta Garantizada somos conscientes de la importancia que tiene para los propietarios el ahorro y la eficiencia energética. Nuestros especialistas están a tu disposición para cualquier ayuda o asesoramiento que necesites. No dudes en contactar con nosotros para la viviendas en alquiler de Madrid.