Cobro garantizado aún con alquileres más caros

En el segundo trimestre de 2017 el precio del alquiler de viviendas registró la mayor subida en los últimos 10 años, aumentando un 2,3% en España. Esta subida supone una variación interanual del 9,4% y sitúa el precio en 8,11 euros al mes por metro cuadrado, según datos de “Fotocasa”.

Por comunidades, las regiones que experimentaron mayor incremento de precios fueron Murcia, con un 7,3% y Castilla y León y Comunidad Valenciana, con un 5%. Cataluña es la comunidad autónoma más cara a la hora de alquilar una vivienda, con un precio de 11,89 euros al mes por metro cuadrado en el segundo trimestre de 2017, aunque sus precios solo han aumentado un 0,4%.

Después de Cataluña, la comunidad más cara en el alquiler de viviendas es Madrid, con 11,51 euros por metro cuadrado y País Vasco con 10,48 euros. Entre las regiones más baratas están La Rioja, con 5,33 euros, Castilla-La Mancha, con 4,90 y Extremadura con 4,77.

En Madrid, la zona más cara para alquilar viviendas sigue siendo el barrio de Salamanca con un precio medio de 16,42 euros por metro cuadrado y en Barcelona el barrio de Sarriá-Sant Gervasi, con 16,50 euros. 

 

La agencia EFE habla de  una subida en el precio medio de la vivienda

 

 

 

¿Por qué están aumentando los precios del alquiler?

Estos datos nos ofrecen una perspectiva bastante clara del sector inmobiliario y su evolución durante este año 2017 que ya toca su fin. La principal explicación a esta subida de precios sostenida es un aumento de la demanda, debido a la incipiente recuperación económica y a una oferta endeble que no puede hacer frente a esa demanda y que además está en manos de particulares que no conocen bien el sector inmobiliario.

Es cierto que hay muchas viviendas listas para salir al mercado de alquiler, pero ahora los propietarios se plantean más la venta de inmuebles que años atrás, debido a la subida de precios. De esta forma, aunque el stock de viviendas es alto, se ha reducido el porcentaje de inmuebles que se alquilan.

En la creciente demanda también ha influido un cambio claro en la mentalidad de los jóvenes que ven el alquiler seguro como un fin y no como un medio, además, el impulso de la movilidad laboral incrementa la demanda de vivienda en toda la geografía nacional, pero sobre todo en Madrid y Barcelona.

¿Nueva burbuja inmobiliaria?

Los expertos rechazan una burbuja inmobiliaria, pero sí hablan del inicio de un ciclo de expansión económica y alertan del cambio de tendencia que puede darse cuando los bancos comiencen a dar más créditos a familias con salarios bajos y la compra vuelva a ser la prioridad en vez del alquiler. 

Es aquí donde los profesionales piden mayores incentivos para el alquiler de viviendas, ya que, si existe una oferta amplia y asequible a todos los bolsillos, la gente no se volcará en la compra y se evita así el peligro de la especulación y la formación de una nueva burbuja inmobiliaria.

En este aspecto resulta vital proporcionar a los propietarios mayor protección jurídica para disipar el miedo a alquilar sus viviendas, así como la confianza en los profesionales del sector inmobiliario para gestionar adecuadamente sus contratos de arrendamiento. Contratar servicios como el cobro garantizado de la renta, aunque el inquilino deje de pagar la cuota mensual, supone para el propietario una seguridad y una tranquilidad que resultan clave para poner su vivienda en alquiler.

En Renta Garantizada conocemos perfectamente las reticencias de los propietarios a alquilar por el temor a los impagos y a posibles destrozos en su inmueble, pero con la contratación de un seguro adaptado a las necesidades de cada propietario, ese problema desaparece. Nuestros profesionales le asesorarán como merece y le darán las claves para alquilar su vivienda sin ningún contratiempo, no dude en contactar con nosotros para cualquier duda o inquietud respecto a este tema.