Referencia Catastral ¿qué es?

Referencia catastral

La referencia catastral es uno de los aspectos clave para dejar constancia de la propiedad de un inmueble. Pero, al igual que sucede con otros tantos trámites notariales, fiscales, tributarios y registrales, es tan indispensable en términos legales, como desconocido por la mayoría de la gente, incluso de las personas que han de llevarlos a cabo para adquirir la propiedad de una vivienda y que ello se refleje a todos los efectos jurídicos.

 

En todo caso, se trata de una referencia vital para realizar cualquier transacción con el inmueble (local o vivienda) que se posee en propiedad, sea para herencias, compraventas, aseguramiento inmobiliario, etc. Ello aparte de que es un documento absolutamente obligatorio y exigido por las Administraciones Públicas de nuestro país. Por lo tanto, es vital que lo conozcamos. Veamos pues en qué consiste.

 

El registro catastral y la referencia: qué son y en qué consisten

 

El registro del catastro es donde figuran los bienes para ser catastrados: es decir, registrados para su imposición fiscal y tributaria. La referencia de este registro es el identificador oficial, que ha de adquirirse de forma obligatoria. Consiste en un código de tipo alfanumérico, específico e inconfundible con otros del mismo registro. Consta de veinte caracteres,

 

Puede distribuirse en dos estructuras distintas (según se trate de una propiedad inmobiliaria urbana o rústica), y cada una de ellas con un determinado orden fijo.

 

La primera de estas dos estructuras sería la de desglose de la referencia urbana, y sería así:

  1. Finca o parcela (cinco dígitos).
  2. Hoja del plano (dos letras mayúsculas, cuatro dígitos y una letra mayúscula).
  3. Local o piso (cuatro dígitos).
  4. Control (dos letras mayúsculas).

 

Así, por ejemplo: 9793136 VH4546T 0012 XY

 

La segunda estructura sería la de desglose de la referencia catastral rústica, que consistiría en lo siguiente:

  1. Provincia (dos dígitos).
  2. Municipio (tres dígitos).
  3. Sector (una letra mayúscula).
  4. Polígono (tres dígitos).
  5. Parcela (cinco dígitos).
  6. Identificación de inmueble (cuatro dígitos).
  7. Caracteres de control (dos letras mayúsculas).

 

Así pues, un ejemplo de ello sería: 24 086 B 020 00045 0000 GK

 

Por lo tanto, hemos de tener en cuenta que existe una estructura específica para cada referencia del catastro, sea urbana o rústico. Ello es crucial a la hora de buscar una referencia catastral, porque en cada uno de los casos esta varía notablemente.

 

Referencias catastrales: por qué son obligatorias

 

El Catastro Inmobiliario es un registro del Ministerio de Hacienda, y en él se incluyen los bienes inmuebles, sean estos urbanos, rústicos o especiales (estos últimos son los destinados a producción de energía eléctrica y gas, refino petrolífero, y centrales nucleares; presas, saltos de agua y embalses; autopistas, túneles de peaje y carreteras; y los puertos comerciales y aeropuertos). Este registro oficial se regula por el Real Decreto Legislativo de la Ley del Catastro Inmobiliario.

 

Cada uno de estos bienes contará, además, con una descripción catastral que reúna sus características físicas, económicas y jurídicas. La información del Catastro Inmobiliario se empleará fundamentalmente para fines tributarios, pero también para suministrar información a ciudadanos, Administraciones y entidades empresariales.

 

Los usos fiscales del Catastro consistirían en la fijación de los siguientes impuestos:

  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles.
  • Impuesto Municipal sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.
  • IRPF.
  • Impuesto sobre el Patrimonio.
  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales.

 

Pero, además, este registro y las referencias catastrales pueden destinarse también a otros usos:

  • Protección (evitando la venta fraudulenta en el mercado inmobiliario, de, por ejemplo, fincas que no existan).
  • Coordinación con el Registro de la Propiedad.
  • Información geográfica.
  • Planificación y gestión de diversas infraestructuras.
  • Políticas medioambientales.
  • Información para el sector privado y para los ciudadanos.

 

Así pues, la referencia catastral es un dato sumamente importante para numerosos usos: de ahí que sea obligatorio. En caso de cualquier duda que tengas al respecto de los trámites para lograrlo, Renta Garantizada puede ayudarte.