¿Qué tengo que hacer para realizar un contrato con una agencia negociadora del alquiler?

En la actualidad, contactar con una agencia negociadora del alquiler es una de las mejores decisiones que puede tomar para poner en alquiler su vivienda. Atrás quedaron los contratos firmados entre el propietario y el inquilino a título particular, con unas cláusulas que en muchos casos ni siquiera estaban al abrigo de la ley y con muchos flecos dejados al azar.

 

Sin duda esta forma de hacer las cosas provocaba numerosos problemas durante la vida útil del contrato de arrendamiento, ya que al mínimo conflicto entre las partes no había un profesional capaz de ofrecer soluciones fiables y, en muchas ocasiones, el resultado podía ser un inquilino sin pagar la renta y sin abandonar la vivienda, o problemas serios con la comunidad de vecinos.

 

Afortunadamente, hoy en día hay muchas herramientas para evitar este tipo de conflictos gracias a los servicios que ofrecen las agencias de alquiler y que intentan ofrecer al propietario todas las garantías necesarias al propietario para poner en el mercado su vivienda y también al inquilino para que se respeten sus derechos y se firme un contrato de arrendamiento justo y duradero en el tiempo.

 

Una agencia negociadora del alquiler de Madrid que se precie ofrece al propietario un servicio de gestión integral de su vivienda que incluye todo lo necesario desde el momento en que decide poner en alquiler su vivienda, hasta la resolución de su contrato. 

 

La idea de este servicio es que el propietario no tenga que preocuparse de nada y tenga la certeza de que la gestión de su alquiler está en manos de profesionales que se ocuparán de cualquier asunto relacionado con el mismo y asesorarán convenientemente al arrendador sobre los procedimientos legales a seguir en caso de conflicto con el arrendatario.  

 

¿En qué consiste la gestión integral de una vivienda de alquiler?

 

Es el servicio más demandado en una agencia negociadora del alquiler porque incluye la intervención de un profesional desde el inicio del proceso de lanzar una vivienda de alquiler al mercado. Estos son los principales servicios que se ofrecen:

 

Selección del inquilino 

 

Después de visitar la vivienda, un experto elaborará un informe con las características de la vivienda, la zona en la que está ubicada y el perfil de inquilino que mejor se adecúa a estas circunstancias. En base a ese perfil se redactará el anuncio, se harán las fotos pertinentes y se publicará en los portales donde se puede acceder al tipo de inquilino que se desea. Cuando aparecen inquilinos interesados se investiga si están incluidos en listas de morosos, así como su situación laboral y sus anteriores alquileres hasta dar con la persona adecuada. Una vez consensuado con el propietario se elige al inquilino que mejor encaja con la vivienda ofrecida.

 

Redacción y firma del contrato

 

Es otro de los aspectos más importantes a la hora de alquilar una vivienda. Un especialista en alquileres redactará el contrato más beneficioso para el propietario introduciendo las cláusulas que le protegerán en caso de conflicto y siempre dentro de la legalidad vigente. No se dejará ningún cabo suelto que pueda provocar malentendidos entre las partes y se negociarán los aspectos más espinosos con el inquilino para que ambas partes firmen un contrato que deseen cumplir hasta el final.

 

Gestión del contrato de principio a fin

 

Una vez firmado el contrato, la agencia negociadora del alquiler se encarga de gestionar cualquier problema que se pueda dar durante la vida del mismo. Desde posibles conflictos con los vecinos, la inclusión de más personas que vivan en la casa alquilada o los temidos impagos, para los que hay que estar preparados con cláusulas que dejen bien claro el procedimiento a seguir en caso de que se produzcan. 

 

El objetivo es introducir todas las garantías necesarias para el propietario en los asuntos que son más propicios a originar problemas. Si se redacta bien el contrato y se indican con claridad los procesos, el propietario no tiene de qué preocuparse.

 

La agencia gestionará el control de los cobros del propietario y los pagos de suministros del inquilino, el ingreso de la fianza en el organismo competente y la posterior devolución al finalizar el contrato, la gestión de posibles averías o incidencias que se den en la vivienda, la desocupación del inmueble y la devolución en buen estado al propietario y, en caso de impago, ingresar la renta puntualmente al propietario y gestionar judicialmente el desalojo del inquilino.

 

Para disfrutar de todas estas ventajas tan solo tiene que contactar con Renta Garantizada y nosotros nos encargamos de todo. Firmará un contrato con la agencia para poner en marcha estos servicios y le informaremos de todos los pasos para que disfrute de un alquiler sin contratiempos y con todas las garantías. Contacte con nosotros para resolver cualquier duda.