Mejores opciones para un Alquiler Seguro en mi vivienda

piscinas comunitarias normativa

En España, la opción de alquilar la segunda vivienda para obtener un dinero extra es una práctica habitual, sobre todo porque nuestro país es uno de los de mayor tradición en adquirir viviendas en propiedad, al contrario que en otros países europeos como Alemania o Austria donde el alquiler es la opción preferente para acceder a una vivienda.

Sin duda el alquiler es una de las inversiones más seguras para obtener rendimientos económicos de un inmueble, aunque, claro está, también tiene sus gastos, como el IBI (Impuesto de Bienes e Inmuebles), gastos de comunidad, seguro de hogar, etc. Sin embargo, lo que más preocupa a los propietarios es el alquiler seguro, es decir, que en caso de problemas de impago puedan seguir percibiendo la renta acordada en el contrato. Vamos a ver las opciones que tiene el propietario de poder alquilar su vivienda sin sobresaltos.

Principales opciones para conseguir un alquiler seguro para el propietario

Todavía hay muchos propietarios que prefieren gestionar ellos mismos todo lo relacionado con el alquiler de su vivienda. Desde poner el anuncio en un portal inmobiliario, atender las llamadas, concertar las citas para enseñar la vivienda, seleccionar al inquilino, redactar el contrato de arrendamiento y solventar cualquier problema que pudiera suceder durante su duración. Esta opción, aparte del tiempo que debe emplear el propietario para llevar a cabo todas las gestiones, tiene la desventaja de que, en caso de ocurrir conflictos, al no ser un profesional inmobiliario se pueden complicar y suponer un problema importante para el propietario.

Por eso, sin duda la mejor recomendación es poner en manos de un profesional toda la gestión del alquiler del inmueble, o al menos parte de ella. Una opción es la de alquilar la vivienda mediante organismos gestionados por la comunidad autónoma. La mayoría de comunidades autónomas disponen de organismos que facilitan el alquiler de viviendas a los propietarios y ejercen de mediadores en caso de conflicto.

En el caso de la Comunidad de Madrid, el Plan Alquila, consiste en ofrecer un servicio de asesoramiento e intermediación desde la firma del contrato de alquiler hasta su finalización. Además, el propietario contrata un seguro gratuito que le permite percibir durante 12 meses la renta en caso de impago, junto a defensa jurídica en caso de que sea necesaria. Si se produce algún conflicto entre el arrendador y el arrendatario, un profesional mediará para tratar de solucionarlo.

Este servicio público dispone de un modelo de contrato de alquiler y un sistema de resolución de conflictos que intenta evitar la vía judicial, aunque no siempre son efectivos. Todo dependerá del tipo de conflicto que hay que solucionar.

Por otro lado, el usuario debe pagar una cuota por la formalización del contrato y también conseguir la certificación de eficiencia energética de la vivienda. Aunque, en principio, ofrecen algunas garantías al propietario, en la práctica, cuando hay un conflicto serio, no tienen las herramientas necesarias para que el propietario esté tranquilo.

Si necesitas más información te proponemos que leas; ¿Qué puede hacer por usted una agencia negociadora de alquiler?

Contratar a una agencia inmobiliaria con servicio integral de alquiler de viviendas

Nuestro consejo es contratar los servicios de una agencia inmobiliaria con profesionales experimentados y solventes que se ocupen de todo desde el primer día. Ellos elegirán al inquilino que mejor se adecúe a las particularidades de la vivienda, comprobando en su Fichero de Inquilinos Morosos si el candidato elegido tiene alguna deuda pendiente de anteriores alquileres, aparte de asegurarse de su solvencia económica pidiendo los documentos pertinentes.

Descubre en más detalle como podemos ayudarte: Qué es y como funciona una agencia negociadora del alquiler

Como ves, no se trata de una agencia que se limita a buscar inquilino a cambio de una mensualidad, sino que gestiona todo el contrato de alquiler en nombre del propietario, desde su redacción, incluyendo todas las cláusulas que lo protejan, hasta la resolución de todos los problemas que puedan surgir como, por ejemplo, los temidos impagos, posibles destrozos de la vivienda, conflictos con los vecinos, etc.

Es en este aspecto donde una agencia puede ofrecer mayores garantías a los propietarios, ya que pueden contratar seguros específicos de impago para recibir la renta del alquiler puntualmente cada mes (normalmente hasta un máximo de 12 meses), hasta que se solucione el contencioso.

En nuestro caso ofrecemos defensa y asesoramiento jurídico durante el proceso de desahucio, con todos los gastos judiciales incluidos. Por otro lado, hay que reseñar que la garantía que ofrecemos al propietario por posibles impagos la proporciona una compañía aseguradora con el prestigio y la solvencia de Mapfre. Además, el propietario también puede beneficiarse de una cobertura de hasta 3.000€ contra actos vandálicos que pueda ocasionar el inquilino.

En Renta Garantizada queremos un alquiler seguro en Madrid para tu vivienda, por eso nuestros profesionales están a tu disposición siempre que los necesites. Contacta con nosotros y lanza al mercado de alquiler tu vivienda con todas las garantías.