La demanda de la vivienda de alquiler tras la pandemía

alquilar tras el Covid-19

La irrupción del coronavirus en escena, confinamiento y nueva normalidad mediante, ha cambiado diametralmente las preferencias de muchos españoles en lo que al mercado inmobiliario se refiere. De hecho, ahora son más los que buscan una vivienda para alquilar y los que buscan tanto viviendas para comprar como para vivir en alquiler.

Así pues, la vivienda de alquiler está cobrando especial relevancia tras la pandemia del coronavirus, ya que el alquiler ofrece multitud de facilidades para poder cambiarse de vivienda de forma rápida y sencilla. Además, son muchos los españoles que están pensando seriamente cambiar su vida en las grandes urbes —en las que, además, el precio del alquiler es mucho mayor— por una vida en las zonas periféricas, en las que se tiene acceso a viviendas de mayor tamaño y que disponen de patio y otras zonas exteriores que en el centro de una gran ciudad es casi imposible encontrar.

El mercado de alquiler de vivienda es altamente sensible ya que depende en gran medida de las condiciones sociales y económicas. Por ello, puede ser desesperante encontrar un buen inquilino. En estos casos lo mejor es confiar la gestión de inmuebles de alquiler a uno de nuestros profesionales. Con la experiencia de nuestros asesores inmobiliarios conseguirá un alquiler seguro y garantizado en Madrid.

¿Cómo se reparte la demanda del alquiler antes y después de la pandemia?

Como ya hemos adelantado, la demanda de alquiler se ha visto muy transformada tras la pandemia de la COVID-19.

Así pues, la demanda se reparte de la siguiente manera antes y después de la pandemia:

  1. Demanda de vivienda de alquiler: antes de la pandemia, se situaba en el 34 % de los activos inmobiliarios, es decir, el 34 % de las personas que buscaban vivienda antes de la pandemia solo estaban interesadas en el mercado de alquiler. Esta demanda se ha visto incrementada tras la pandemia, situándose en un 39 % de los activos inmobiliarios.
  2. Demanda de compraventa de vivienda: en este caso, antes de la pandemia, el 40 % de las personas que buscaban vivienda se movían exclusivamente dentro del mercado de la compraventa de inmuebles. Sin embargo, después de la crisis del coronavirus, este porcentaje se ha visto ligeramente disminuido, situándose ahora mismo en un 39 %.
  3. Demanda de ambos mercados, tanto vivienda de alquiler como compraventa de vivienda: hay quienes buscan por igual en ambos mercados, tanto en el de alquiler como en el de compraventa de inmuebles. Antes de la crisis del coronavirus, este porcentaje se situaba en torno al 26 %, pero este se ha visto algo disminuido tras la pandemia, situándose en estos momentos en torno al 22 % de los activos inmobiliarios.

¿Cómo son los demandantes de vivienda después de la COVID-19?

Aunque la pandemia ha cambiado en gran medida nuestras vidas, sumergiéndonos en la ya famosa «nueva normalidad», lo cierto es que hay cosas que se han mantenido prácticamente inalteradas. Así pues, los demandantes de vivienda post-COVID son muy similares a los que encontrábamos en el mercado inmobiliario antes de la pandemia.

Veamos qué diferencias podemos encontrar:

  • La edad media de las personas que buscaban vivienda era de 38 años antes de la pandemia y de 40 años después de la misma.
  • Ha subido el nivel socioeconómico de los demandantes de vivienda tras la pandemia, aunque tampoco ha habido un cambio significativo.
  • Se ha incrementado el porcentaje de los demandantes de vivienda empleados frente a los parados tras la crisis del coronavirus, aunque el cambio en la situación laboral solo ha sido de 3 puntos porcentuales.

Nuevos requisitos de la demanda de vivienda: ¿cómo ha afectado la pandemia a las exigencias de los demandantes de vivienda?

El confinamiento ha sido muy largo y muy pesado, aunque a algunos se les ha hecho más cuesta arriba que a otros. Y es que disponer de un patio, de una terraza o de espacios exteriores siempre es un desahogo, sobre todo en estos tiempos que corren en los que, quizá, debamos volver a estar confinados durante semanas.

La pandemia y el confinamiento, como no podía ser de otra manera, han cambiado los requisitos que buscamos a la hora de comprar o alquilar una vivienda. Aun así, el precio sigue siendo el factor determinante para tomar la decisión sobre la compra o alquiler de una casa. Sin embargo, han entrado en escena otra serie de condiciones y requisitos que también son de gran importancia a la hora de elegir inmueble. De hecho, el segundo factor determinante más importante son los espacios al aire libre en detrimento de otros factores como el cambio de situación de convivencia.

¿Cuál es el motivo principal por el que se busca vivienda?

Hay otra clase de españoles: los que buscaban vivienda antes de la COVID-19 y siguen buscando tras la pandemia. Este grupo, que ha seguido buscando inmueble durante el confinamiento, no guarda grandes diferencias con los demandantes de vivienda pre-COVID y post-COVID, aunque tienen un perfil más maduro. Así, los buscadores de vivienda durante el confinamiento han sido personas de más edad, con una empleabilidad mayor y una situación laboral más estable y que viven en pareja o en familia.

Además, hemos de tener en cuenta que, debido a la crisis, se prevé una inminente subida de impuestos que ha incrementado el interés inversor, por lo que encontramos a muchos demandantes de vivienda con una gran capacidad económica que buscan invertir en este momento. Por otro lado, también la ligera bajada del alquiler en grandes ciudades como Madrid y Barcelona —un 9 % y casi un 6 % respectivamente— ha alentado a alquilar a los indecisos.

 Está claro que al confiar la gestión de nuestra vivienda de alquiler a expertos nos evitamos preocupaciones y posibles quebraderos de cabeza.