Qué inquilinos son los más recomendables a la hora de alquilar

mejor-inquilino-para-alquilar

Las garantías que se deben exigir a los arrendatarios

A la hora de alquilar un inmueble la selección de inquilinos es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para evitar futuros problemas. Todos conocemos casos de impagos o daños importantes en la vivienda por parte del inquilino que quizá podrían haberse evitado con un buen trabajo de selección previo de posibles arrendatarios. En primer lugar, es importante redactar un anuncio de alquiler con toda la información muy clara para la persona que esté interesada. Es decir, el precio debe aparecer para evitar malentendidos y para enfocarnos claramente en el tipo de perfil socioeconómico que queremos.

Por otro lado, debemos tener muy claro el inmueble de que disponemos y las personas que podrían estar interesadas, es decir, si disponemos de un estudio está claro que podrían interesarse personas solteras, o quizá estudiantes, y si tenemos una vivienda con dos o más dormitorios, posiblemente se interesen familias de tres o más miembros. Tradicionalmente, las familias con hijos mayores y sin animales suelen dar menos problemas a la hora de cuidar la casa, pero debemos tener claro a quién dirigirnos en base a lo que podemos ofrecer.

Otro punto muy importante a tener en cuenta es el de la estabilidad laboral del inquilino. Una vez que tenemos claro el tipo de persona que encaja con nuestra vivienda es importante saber si la persona que aparecerá en el contrato dispone de solvencia económica para pagar las cuotas mensuales de alquiler, es decir, si dispone de trabajo estable o trabajos precarios. Para ello, es preciso solicitar la documentación necesaria para acreditar que puede hacer frente a los pagos y el futuro inquilino, si realmente no tiene nada que ocultar y está interesado firmemente, debería aportar dicha documentación sin ningún reparo.

Una vez que se entabla el primer contacto con el posible inquilino de la vivienda no está de más saber algo de su pasado reciente en cuanto a alquiler de inmuebles, si ha abandonado recientemente una vivienda preguntar el porqué, si conoce la zona o es la primera vez que va a vivir allí, si se muda de otra ciudad, etc. El tipo de trabajo que tenga también puede ser una información útil para saber si pasará mucho tiempo en el domicilio o no. Son datos que nos pueden dar una idea del nivel de vida que lleva la persona y si, finalmente entra a vivir en el inmueble, lo cuidará y no causará problemas.

A la hora de alquilar un inmueble no solo es importante cerciorarse de que el inquilino pagará las cuotas, sino también si cuidará de la casa y cumplirá con todas las condiciones del contrato. En Renta Garantizada, por ejemplo, somos conscientes de la preocupación de las personas que desean alquilar su vivienda y nuestro objetivo es asegurar el cobro de sus cuotas mensuales (hasta un máximo de doce), con total puntualidad, y ofrecer una gestión integral, seria y profesional de cada inmueble.

Lo importante es que el arrendador se sienta seguro en todo momento. De ahí que no esté de más contar con servicios jurídicos, en caso de que sea necesario, así como cobertura contra actos vandálicos. En nuestro caso, seleccionamos al mejor inquilino posible, investigando la solvencia económica del inquilino, su estabilidad laboral y si aparece en algún registro de inquilinos morosos.

Todos estos aspectos marcan la diferencia entre alquilar un piso con temor a que algo salga mal y hacerlo con total confianza y garantías reales de que todo se desarrollará de manera óptima.