5 maneras de asegurarse de encontrar inquilinos solventes

Encontrar inquilinos solventes

Los inquilinos solventes son siempre buscados por el arrendador para no toparse con sorpresas desagradables. Sin embargo, ¿qué métodos más fiables y eficaces puede haber para encontrarlos?

 

Los profesionales de la administración de fincas, así como empresas intermediarias de servicios inmobiliarios,  tienen por uno de sus objetivos principales y fundamentales el hallar los inquilinos más fiables, y el evitar que los inmuebles terminen ocupados ilegalmente por morosos o arrendatarios que no cumplen con sus correspondientes obligaciones de pago. Esta es una situación indeseable para cualquier arrendador, por lo que ha de evitarse con todo cuidado, empleando las tácticas y métodos más lícitos y adecuados. Incluso se da el caso de la ocupación ilegal de numerosos pisos vacíos, sobre todo en las grandes urbes españolas como Madrid, y muchos de los ocupantes de tales inmuebles pertenecen incluso a mafias que emplean estos lugares para determinadas actividades delictivas.

 

Por lo tanto, acechan muy variados peligros al arrendador de pisos, y el más común es sencillamente, encontrarse con una excesiva morosidad o impago de la renta.

 

De entrada, es necesario tomar unas elementales medidas de seguridad cuando el piso permanece vacío:

  • Instalaciones de seguridad: puertas de seguridad blindadas, alarmas, sellado o enrejado de ventanas…
  • Visitar el piso con regularidad, para evitar ofrecer la visión de que efectivamente se halla deshabitado.
  • Tener en cuenta los pormenores legales. Sólo se puede denunciar a la policía la ocupación ilegal de una vivienda transcurridas 48 horas desde esta. Pero además, para que la policía desaloje al ocupante ilegal, es indispensable una orden judicial, y, si el asunto entra en la vía jurisdiccional, podría dilatarse por varios años.

 

Por otra parte, es preciso emplear una serie de métodos para la selección de inquilinos con la suficiente y probada solvencia de pago. A continuación, detallaremos tales métodos.

 

Garantía por el impago y selección de inquilinos

 

A la hora de seleccionar los inquilinos que han de pagar el arrendamiento de la vivienda de nuestra propiedad, pueden emplearse los 5 métodos siguientes:

  • Contar con una empresa de servicios inmobiliarios que se encargue del proceso de selección de los potenciales arrendatarios de la casa o piso. Para ello, solicitan y gestionan la documentación necesaria y realizan las investigaciones precisas por la vía legal y previo consentimiento expreso de ese potencial inquilino. Una empresa de servicios con la suficiente trayectoria y profesionalidad ya puede constituir de por sí una garantía de fiabilidad y seguridad suficiente.
  • Realizar tales indagaciones por sí mismo para hallar inquilinos solventes, lo que implica cargar con un trabajo considerable en cuanto a analizar la documentación, contrastarla, compararla con la de otros aspirantes al alquiler de la casa… En este caso, el primer documento que habría de pedirle al inquilino sería la nómina de su trabajo actual.
  • Pedir al potencial inquilino documentación acreditativa de su cuenta bancaria.
  • Exigirle pago del aval bancario
  • Exigirle pago de la primera o primeras mensualidades.

 

De este modo, como se dice vulgarmente, se cura en salud para evitar disgustos de impago, pues tales documentos y garantías previas ya de por sí nos están proporcionando una visión global de la situación económica del aspirante, y las garantías responden de su capacidad misma de pago. Por lo tanto, es imprescindible realizar tales trabajos, si bien que el arrendador los acumule para sí puede resultarle bastante arduo.

 

Hallar, pues inquilinos que posean la suficiente capacidad económica, implica un rigor en las indagaciones y el trabajo previo a realizar para que la selección sea por completo fiable y podamos evitar disgustos futuros. Encontrar inquilinos solventes es una labor que ha de realizarse con plena consciencia y dedicación suficiente.