¿De qué hablamos realmente con el término Renta Garantizada?

alquiler-seguro-madrid-renta-garantizada

Las empresas que ofrecen una renta garantizada al propietario

Según datos de la agencia comunitaria de estadística Eurostat en 2014 el 21,2% de la población española vivía de alquiler. Son cifras que van subiendo año tras año y confirman que vivir en un piso en propiedad va perdiendo adeptos en favor de los que prefieren el alquiler. 

Este cambio de tendencia se debe a distintas razones: la crisis económica y del sector inmobiliario, aspectos sociológicos y también el aumento de las facilidades y garantías que poco a poco han ido ganando los arrendadores a la hora de suscribir contratos de alquiler con mayor confianza y seguridad. En este aspecto, los interesados en alquilar, confían cada vez más en profesionales del sector que ofrecen sus servicios para gestionar todos los trámites del alquiler de viviendas y así evitar contratiempos y posibles problemas para los propietarios.

Renta garantizada es un término cada vez más familiar entre los propietarios de inmuebles que desean alquilar, pero ¿qué significa realmente? A simple vista parece claro su significado. Se trata de garantizar en el contrato la cuota de alquiler a los propietarios en caso de impago por parte de los inquilinos, pero este concepto encierra otros matices que pueden pasar desapercibidos para quien no esté familiarizado con el mundo inmobiliario y los contratos de arrendamiento.

La renta garantizada no siempre está garantizada

Cada vez más empresas ofrecen este servicio de renta garantizada, pero hay que preguntarse si realmente garantizan la renta al arrendador cumpliendo todos los requisitos legales, o es solo una estrategia de marketing para captar clientes. Una vez firmado el contrato, en caso de que el inquilino no pague la renta establecida, no todas las empresas pueden garantizar ese importe, sencillamente porque no tienen el soporte legal, ni las compañías aseguradoras necesarias para ofrecer ese servicio al cliente. Cuando comienzan los problemas es cuando se descubre la profesionalidad de la empresa encargada de garantizar esa renta prometida al arrendador en el contrato.

Es importante que los propietarios se pregunten si la empresa que han contratado para gestionar su contrato de alquiler cumplen con todos los requerimientos legales a la hora de afrontar su promesa de alquiler seguro, porque en la mayoría de los casos esto no es así. Muchas compañías ofrecen precios más bajos en detrimento de la calidad del servicio que siempre termina afectando al cliente final que ve cómo no solo solucionan sus problemas sino que estos se multiplican.

En Renta Garantizada ofrecemos las máximas garantías al propietario y la completa seguridad de que cobrará su renta en caso de impago porque trabajamos con las principales compañías aseguradoras especializadas en el sector inmobiliario como Mapfre, Mutua de Propietarios y DAS, así como profesionales del Derecho y especialistas en administración y gestión del patrimonio, con una experiencia de más de veinte años. 

Cuando aparecen los problemas en una relación contractual entre arrendador y arrendado, el propietario desea una empresa seria, capaz de ofrecer soluciones efectivas y con una capacidad de respuesta rápida y precisa, con todos los recursos legales y judiciales a su alcance y, sobre todo, la garantía de obtener la renta acordada hasta que todo vuelva a la normalidad.

Son muy pocas las empresas capaces de ofrecer esa confianza y tranquilidad al propietario y también pocas las que disponen de todo lo necesario para hacer frente a cualquier eventualidad. Por tanto, a la hora de elegir los servicios de una empresa especializada en arrendamientos, busque siempre la calidad, la transparencia y la experiencia y desconfíe de las promesas sin fundamento.

 

Conozca más sobre cómo garantizamos clicando en Garantizamos