Más de 25 años ofreciendo protección al propietario

BLOG

Blog Renta Garantizada

¿Qué cubre el seguro de impago de alquiler?

Los impagos es quizá el mayor miedo que tiene un propietario a la hora de alquilar su vivienda. Sin embargo, ahora no es como hace varias décadas, cuando el propietario estaba totalmente desamparado y si el inquilino no le pagaba tenía que solucionar el problema sin ninguna ayuda. 

Afortunadamente, ahora el propietario tiene la posibilidad de contratar a profesionales del sector del alquiler, como es el caso de Renta Garantizada, que se encargará de cualquier problema durante la duración del contrato de arrendamiento, incluidos los temibles impagos.

Qué es un seguro de impago de alquiler

El seguro de impago de alquiler es una póliza de seguro especial, diseñada para reducir el riesgo de pérdida de ingresos del propietario en caso de impago de renta por parte del inquilino. Esta protección garantiza una cobertura frente al impago de alquileres durante un periodo especificado, por lo que ofrece una gran tranquilidad y confianza al propietario.

El principio básico de este seguro es que cubre hasta un cierto nivel de impago de alquiler durante un tiempo establecido. La mayoría de los seguros de impago de alquiler ofrecen cobertura por un mínimo de 6 meses de impago de renta. 


Otra área que cubre el seguro de impago de alquiler es el desalojo del inquilino, es decir, los costes legales asociados al proceso de desahucio para asegurar que los propietarios obtengan una salida favorable y un pago rápido. También pueden incluir protección contra gastos imprevistos, como daños causados ​​por el inquilino en la propiedad.

Un seguro de impago de alquiler es una gran opción para aquellos que buscan minimizar el riesgo de perder renta y obtener un nivel adicional de protección para su inversión en propiedades. El propietario es el que debe pagar la póliza del seguro de impagos de alquiler.

¿Qué cubre el seguro de impagos?

Dependiendo de las coberturas, un seguro de impago del alquiler ofrece múltiples beneficios a los propietarios. Estos son las principales:

Cobro de la renta en caso de impago

Es la cobertura principal de la póliza y su objetivo es proteger al propietario ante el riesgo de que el inquilino deje de pagar el alquiler. Se establece un periodo de tiempo que garantiza el cobro de la renta mientras se desaloja al inquilino por la vía judicial. Las mejores pólizas llegan hasta los 12 meses de cobertura de impagos.

Gastos por desahucio 

Muchos seguros cubren los gastos judiciales por desahucio para que el propietario recupere su inmueble. Incluso, también hay pólizas que incluyen los gastos de suministro que, seguramente, tampoco pagará el inquilino, como la luz, el gas, el agua, etc.

Reclamación de la deuda y orden de desahucio

El seguro dispone de abogados y expertos en la reclamación de las cuotas impagadas al inquilino antes de que haya una sentencia de desahucio o condena por el impago. Los gastos de estos procedimientos están incluidos en la póliza. Además, también se incluyen los trámites legales para obtener la orden de desalojo del inmueble del inquilino en el menor tiempo posible. Por otro lado, el propietario dispone de asistencia jurídica para realizar todas las consultas que desee sobre sus obligaciones y derechos como arrendador.

Cobertura por daños

Algunas pólizas indemnizan al propietario por los daños y desperfectos que ocasione el inquilino moroso durante el proceso de desahucio. El seguro puede cubrir una parte de las reparaciones o la totalidad.

¿Qué criterios hay que seguir para contratar un buen seguro de impagos?

Las coberturas de unas compañías y otras varían, sin embargo, hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de impagos:

Coberturas extra

Como hemos dicho, aparte del cobro de la renta por impago hay que saber qué otras coberturas incluye la póliza, como por ejemplo actos de vandalismo, desperfectos en el inmueble, asesoramiento legal, acciones legales para agilizar el desahucio, etc.

Franquicia

Algunas pólizas incluyen una franquicia, por lo que el propietario tendría que pagar un determinado importe en caso de problemas. Por ejemplo, 1 mes de franquicia que se restaría a la indemnización que recibiría el propietario. Por eso hay que leer bien la póliza para asegurarse de si hay o no franquicia.

Cobro de la renta desde el primer momento

No todas las aseguradoras garantizan el cobro de la renta desde el primer mes que el inquilino deja de pagar. En estos casos, el propietario empieza a cobrar cuando el procedimiento llega a la vía judicial, por tanto, puede perder dinero.

Aseguradora solvente

Es importante contar con una aseguradora de garantías, que disponga de los recursos suficientes para afrontar un impago y cubrir los meses que indica en sus coberturas. Por eso no es aconsejable firmar un seguro con una compañía de dudosa reputación o con poca experiencia en el sector.

Por qué confiar en Renta Garantizada

Nuestra larga trayectoria en el sector del alquiler nos proporciona una experiencia y un conocimiento de cada caso único. De tal forma que, si se llega a producir el impago, ponemos en marcha una serie de medidas para proteger los intereses del propietario. La más importante es garantizar el cobro de la renta con un máximo de 12 meses.

Para asegurar el cobro del propietario contamos con una de las compañías de seguros más importantes: Mapfre. Además, proporcionamos asesoramiento y defensa judicial en caso de poner en marcha un procedimiento de desahucio. Si quieres un alquiler seguro de tu vivienda, contacta con nosotros. 25 años de experiencia nos avalan.

Empresa perteneciente al grupo

Grupo Neinor