Más de 25 años ofreciendo protección al propietario

BLOG

Blog Renta Garantizada

Derechos y obligaciones de los inquilinos

A la hora de alquilar un inmueble es importante saber cuáles son los derechos y obligaciones de los inquilinos, de esta forma se evitan posibles conflictos entre el arrendador y el arrendatario y facilita el entendimiento en caso de desacuerdo con algún aspecto del alquiler. 

En este post vamos a explicarte cuáles son los derechos y obligaciones del inquilino y por qué también es importante ponerse en manos de profesionales a la hora de arrendar un inmueble. Como siempre, nuestra principal recomendación es alquilar con Renta Garantizada

Derechos y obligaciones derechos de inquilino y propietario

Cuando se firma un contrato de arrendamiento, tanto el propietario como el inquilino tienen una serie de derechos y obligaciones que deben cumplir. Éstas se establecen en la Ley de Arrendamientos Urbanos, pero, aún así, pueden surgir algunas dudas, como por ejemplo quién debe afrontar las reparaciones en casa o qué ocurre con la devolución de la fianza, entre otras. Vamos a centrarnos en este artículo en los derechos y obligaciones de los inquilinos.

Derechos del inquilino

Estos son los principales derechos del inquilino en un contrato de arrendamiento:

1- Negociar con el propietario la duración del contrato y la renta del alquiler.

Con la nueva reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos, aunque se firme un contrato de alquiler por periodo de un año, el inquilino puede marcharse después de los primeros seis meses, aunque debe comunicarlo al propietario con una antelación mínima de 30 días. Si el inquilino lo desea, el contrato puede prorrogarse anualmente siempre que el propietario esté de acuerdo.

2- Derecho de pedir al propietario las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda.

El inquilino tiene derecho a que el propietario repare todo lo que sea necesario en la vivienda para que ésta conserve todas las condiciones óptimas de habitabilidad. Sin embargo, el propietario no tiene por qué hacerse cargo de reparaciones derivadas del uso diario de la vivienda ni de roturas provocadas por el mal uso.

3- Derecho de adquirir de manera preferente la vivienda.

En caso de que el propietario decida poner en venta la vivienda, el inquilino tendrá preferencia si desea comprarla. También hay que saber que en el contrato de alquiler, el inquilino tiene derecho a excluir esta norma si lo considera oportuno.

4- Derecho a recuperar la fianza una vez finalizado el contrato de alquiler.

Cuando concluye un contrato de alquiler, el inquilino tiene derecho a recuperar la fianza que el propietario depositó en su día en el organismo legal correspondiente. Si no queda ningún pago pendiente y la casa queda en las mismas condiciones que tenía a la firma del contrato, la fianza se devolverá íntegra, y si no es así, se restará la diferencia.

5- Derecho a denunciar al propietario en caso de entrar en la vivienda alquilada sin  permiso.

Una vez firmado el contrato de arrendamiento, el propietario no podrá entrar en la vivienda sin permiso del inquilino. Si lo hace, el arrendatario podrá denunciarlo por violar su privacidad.

Obligaciones del inquilino

Como sabemos, los derechos van siempre acompañados de obligaciones. Vamos a ver cuáles son las del arrendatario:

1- Pagar todos los meses el alquiler

Una de las principales obligaciones del inquilino es pagar la renta del alquiler que aparece estipulada en el contrato de arrendamiento. El pago se deberá efectuar (salvo que se pacte lo contrario) en los siete primeros días del mes, como norma general. La forma de pago será la acordada por las partes. En general, suele ser mediante transferencia bancaria.

2- Abono de la fianza

Cuando se firma el contrato de arrendamiento, el inquilino está obligado a pagar una mensualidad en concepto de fianza, aparte de la renta normal del mes. En ocasiones, el propietario puede pedir un máximo de dos mensualidades de fianza. El importe acordado deberá aparecer en el contrato de arrendamiento.

3- Dejar el inmueble en las mismas condiciones

El inquilino tiene la obligación de dejar el inmueble alquilado en las mismas condiciones que estaba cuando se firmó el contrato. Si no es así, se utilizará el dinero de la fianza para reparar los desperfectos o pagar recibos pendientes.

4- Informar de reparaciones en la vivienda

Cuando es necesario llevar a cabo reparaciones en casa para conservar la habitabilidad de la vivienda, el inquilino debe comunicarlo al propietario. Además, también permitirá la entrada al personal que va a efectuar las reparaciones o al propietario de la vivienda si fuera necesario.

5- Evitar las actividades peligrosas y obras

El inquilino no podrá llevar a cabo obras en la vivienda que comprometan la inestabilidad o seguridad del inmueble. De igual manera, tampoco podrá llevar a cabo actividades peligrosas nocivas, ilegales o molestas para los vecinos en el interior de la vivienda.

Si estás pensando en alquilar tu vivienda, en Renta Garantizada podemos asesorarte para que sepas los derechos y obligaciones del inquilino cuando se firma un contrato de arrendamiento. Contacta con nosotros para resolver cualquier duda o consulta. ¿Hablamos?

 

Empresa perteneciente al grupo

Grupo Neinor