Conseguir ayuda con el alquiler de casas en Madrid

Cuando se piensa en el alquiler de casas en Madrid las ayudas de las administraciones, tanto para propietarios como inquilinos, resultan muy importantes para iniciar el proceso. Hay distintos planes a nivel estatal y autonómico con una buena acogida en el mercado.

 

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 nació con el objetivo de fomentar el alquiler de viviendas, sobre todo para los más jóvenes, también para ayudar a personas en situación de desahucio, mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad de las viviendas, fomentar la conservación, la seguridad y la accesibilidad de las mismas y ayudar a la regeneración y renovación urbana y rural.

 

El Plan prevé ayudas económicas al alquiler de vivienda que, en el caso de la Comunidad de Madrid, se orienta a facilitar el acceso y permanencia en una vivienda alquilada a sectores de población con pocos recursos. También contempla una ayuda especial a las personas mayores de 65 años de hasta el 50 % de la renta mensual.

 

Otro aspecto interesante de este Plan es el fomento del parque de viviendas en alquiler, tanto nuevas como rehabilitadas. Éstas deberán destinarse al alquiler durante al menos 25 años cuando se dirijan a colectivos con rentas limitadas o 40 años cuando los arrendatarios sean personas mayores o con discapacidad, en cuyo caso dispondrán de instalaciones y servicios comunes adaptados.

 

Plan Alquila de la Comunidad de Madrid

 

En el caso de los propietarios, para conseguir un alquiler seguro en Madrid, la comunidad lanzó el “Plan Alquila”, un servicio de intermediación entre arrendador y arrendatario gestionado por profesionales, que ofrece asesoramiento y recomendaciones antes del alquiler de la vivienda.

 

Por ejemplo, los profesionales del Plan Alquila, orientan al propietario sobre el precio de alquiler que puede poner a su vivienda en base a los precios de la zona y las contingencias del mercado. Además, aconsejan al propietario sobre las posibles mejoras que puede hacer en su vivienda, elaborar un inventario, publicitar la vivienda, seleccionar el mejor inquilino posible, gestionar de principio a fin el depósito que deja el inquilino como fianza y que el propietario tiene la obligación de depositar en la Agencia de Vivienda Social, mediar en los posibles conflictos que puedan suceder durante el contrato de arrendamiento, etc. 

 

Presentación del Plan Alquila

 

Para presentar el Plan Alquila en la comunidad de Madrid, el propietario debe inscribirse de manera presencial u online en la página web de la comunidad. Una vez inscrito, se le asignará un profesional para asesorarle desde el primer momento y seguir su expediente hasta el final. El propietario siempre tendrá el mismo interlocutor para resolver sus dudas y solucionar cualquier problema relacionado con su alquiler.

 

En el caso del inquilino, también deberá inscribirse, junto con las personas que van a ocupar la vivienda. Además, deberá presentar un estudio de solvencia que deberá solicitar previamente. Este estudio permitirá comprobar que la persona no ha acumulado deudas relacionadas con alquileres anteriores y que dispone de ingresos para hacer frente a la renta del alquiler.

 

Otra característica interesante del Plan Alquila es la disposición de un buscador que muestra todas las viviendas disponibles en el Plan con distintos filtros para que el usuario pueda buscar en base a sus preferencias y  necesidades. La consulta se puede hacer en tiempo real y visualizando la ubicación de la vivienda.

 

Por nuestra experiencia podemos decir que el Plan Alquila, renovado recientemente por la comunidad de Madrid hasta 2021, es un plan de ayudas muy utilizado por inquilinos y propietarios y por esa razón el servicio está desbordado. A nuestra agencia llegan muchos usuarios del Plan Alquila decepcionados con el servicio porque no reciben la atención que necesitan o no cumplen con solvencia su papel de mediador en caso de conflicto. No dudamos de la calidad del servicio, pero sí es cierto que el exceso de expedientes que deben gestionar puede ir en contra de los intereses de propietarios e inquilinos.

 

Beneficios fiscales para el propietario

 

Hay que recordar que el propietario puede obtener beneficios fiscales en la declaración del IRPF. Los ingresos que percibe por la vivienda en alquiler tributan en el IRPF como rendimientos de capital inmobiliario. A la cantidad que se obtiene en el período impositivo hay que descontar los gastos que se pueden deducir por el alquiler y después aplicar las reducciones correspondientes que pueden llegar hasta el 60% sin ninguna limitación en la edad de los inquilinos.

 

Nuestro consejo es que el arrendador puede dejar todas estas gestiones administrativas en manos de profesionales que conozcan bien la ley y puedan sacar el máximo rendimiento a los derechos fiscales del propietario en el alquiler de su vivienda.

Aparte del Plan Alquila, pensado para propietarios, también hay ayudas para inquilinos en la comunidad de Madrid, como la Bolsa de Vivienda Joven en Alquiler, un servicio de la Dirección General de Juventud que media y gestiona el alquiler de viviendas para jóvenes entre 18 y 35 años

Si desea un alquiler seguro en Madrid no dude en contactar con Renta Garantizada. Nuestros profesionales velarán por el alquiler de su vivienda.