¿Cómo proteger una vivienda de un mal inquilino u ocupación ilegal?

Cómo proteger una vivienda de un mal inquilino u ocupación ilega

En la administración de la vivienda, la máxima prioridad para los profesionales es ofrecer una seguridad en el alquiler óptima para el cliente y evitar, entre otras cosas, una ocupación ilegal en el inmueble, una actividad que está creando una gran preocupación a los propietarios a la hora de alquilar su casa. En la actualidad hay un gran número de viviendas vacías, con poca vigilancia y mantenimiento, que son el blanco de mafias que quieren llevar a cabo sus actividades delictivas en este tipo de inmuebles.

Los propietarios tienen pocas herramientas legales para desalojar a personas que han ocupado su vivienda de manera ilegal y el proceso se puede demorar meses o incluso años. Por tanto, la prevención es la principal premisa que debe ponerse en juego para evitar lo que puede ser un problema difícil de solucionar.

Recomendaciones para evitar la ocupación de un inmueble

La vivienda no debe parecer deshabitada: las mafias siempre se fijan en los inmuebles con carteles de “se alquila” o “se vende”, buzones repletos de cartas, persianas bajadas o luces que nunca se encienden. Es imprescindible visitar regularmente la vivienda para vaciar el buzón y echar una ojeada.

Puertas de seguridad: existen puertas especiales para evitar las ocupaciones ilegales que bloquean de manera más efectiva que las puertas normales la entrada al inmueble. Complementan a la puerta original como una primera capa de seguridad y ofrecen más resistencia.

Sellado de ventanas: los inmuebles situados en pisos bajos tienen más riesgo de ser ocupados ilegalmente, por tanto, las ventanas deben ser mucho más seguras. Se pueden instalar unas rejas seguras para evitar el acceso. Algunos las tapan con ladrillo, pero sería una señal inequívoca de que el piso está vacío.

Alarmas: es una medida eficaz para evitar el robo o la ocupación ilícita del inmueble. Cuando alguien intente acceder saltará la alarma a la central receptora que avisará inmediatamente a la policía. Los delincuentes evitan siempre las viviendas con alarma. El único requisito es que la vivienda disponga de electricidad.

Hay que tener en cuenta que la ley marca un límite de 48 horas para que, si hay sospecha de ocupación ilegal, la policía pueda entrar en el inmueble y desalojar a los ocupantes. Si han pasado esas 48 horas, los agentes solo pueden acceder a la vivienda con una orden judicial de desalojo porque, según la ley, sería un allanamiento de morada y se pondría en marcha el mecanismo judicial que, como hemos dicho, puede alargarse años. De ahí la importancia de visitar con regularidad la vivienda y evitar la apariencia de inmueble deshabitado.

Renta Garantizada selecciona al inquilino solvente para el alquiler de su inmueble

Dentro de las medidas de prevención de una posible ocupación ilegal del inmueble, en Renta Garantizada siempre recomendamos contar con profesionales con experiencia en el sector inmobiliario a la hora de seleccionar adecuadamente al inquilino. Este aspecto es fundamental para evitar problemas durante el contrato de arrendamiento. 

Profesionales inmobiliarios para la tranquilidad en el cobro de tu renta

Un buen profesional inmobiliario sabrá detectar si un inquilino puede ser problemático a la hora de pagar el alquiler o no, ya que hará las investigaciones previas necesarias para saber si ha tenido conflictos con otros propietarios y se fijará en otros aspectos que para el propietario seguramente pasarán inadvertidos. Lo más importante es que aconsejará si el inquilino es recomendable o no antes de firmar el contrato y así se evitarán problemas que pueden derivar en una ocupación ilegal.

En Renta Garantizada somos expertos en el alquiler de pisos en Madrid y disponemos de profesionales de todas las ramas para gestionar con éxito no solo problemas importantes como puede ser una ocupación ilegal, sino también una selección correcta del inquilino. No dudes en contactar con nosotros para recibir el asesoramiento y el apoyo necesario en  cualquier situación que se pueda dar en tu vivienda.