Cómo gestionar los alquileres en una gran ciudad

Cómo gestionar alquileres

Cómo gestionar alquileres en una gran urbe puede ser algo ciertamente complicado. Los peligros que acechan al propietario, tales como la morosidad, los impagos, el estropicio o uso indebido del inmueble y de sus instalaciones, o el subarriendo no autorizado, son causa de muchos quebraderos de cabeza.

 

También los problemas contractuales, jurídicos e incluso judiciales pueden ser otro obstáculo económico y personal cuando pretendemos alquilar una vivienda en el mercado actual. Los enojosos trámites, los burofax con acuse de recibo según todos los requisitos legales establecidos, la asesoría jurídica, la maraña de tribunales, abogados, procuradores… pueden ser algo en verdad temible para quienes sencillamente quieren poner un inmueble en alquiler y cobrar puntualmente la cuota mensual del arrendamiento. Además de todo ello, existen los peligros acechantes de las llamadas “nóminas trampa” y del problema de hallarse cubierto ante eventuales contrariedades y desgracias tales como la destrucción de infraestructuras de la vivienda o local.

 

Así pues, se plantea una pregunta muy sencilla: ¿cómo lograr salir adelante minimizando estos riesgos y evitándonos serios disgustos?

 

Gestión del alquiler en Madrid

 

Para lograr la ansiada meta de un alquiler seguro, cubierto y sin problemas, hemos de ser previsores y dejar la gestión del arrendamiento en manos de profesionales especializados en la gestión del alquiler seguro. De este modo, podremos cubrirnos en los siguientes aspectos y evitarnos tanto interminables trabajos como algunos sobresaltos:

  • Asesoría jurídica. Uno de los aspectos cubiertos por las empresas de gestión de alquiler seguro es este tan absolutamente crucial para saber cómo gestionar alquileres en una gran ciudad: hablamos del aspecto jurídico. Así, para formalizar un contrato, necesitaremos cumplir todos los requisitos establecidos por el Código Civil y la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) -incluidas las últimas modificaciones de esta en 2018-2019- para de este modo sujetarnos sin irregularidades legales a todo lo que concierne a los derechos y deberes de propietario e inquilino. Pero también (y esto es de soberana importancia) saber establecer condiciones ventajosas para el propietario sin llegar a lo abusivo ni leonino, y siempre dentro del marco legal vigente. Además, la empresa de gestión de arrendamientos seguros incluye el asesoramiento jurídico permanente, que pueda informarnos y protegernos frente a cualquier contingencia, y además defendernos y representarnos ante los juzgados y tribunales.

  • Seleccionar a los inquilinos, solicitando todos los documentos necesarios: la nómina en vigor del aspirante a arrendatario, su aval bancario, la fianza, si acaso también el primer mes de pago… Con estos documentos, puede seleccionar al aspirante, siempre siguiendo las preferencias y condiciones del propio arrendador.

  • Cubrir al propietario frente a las contingencias que puedan presentarse. Las empresas de gestión de alquileres seguros asimismo suelen incluir seguros de impagos, incendios, daños, etc. Ello es importante para escudar al arrendador de severas pérdidas económicas.

 

Todo lo aquí referido es fundamental para salvarnos de los grandes daños que podemos recibir cuando ponemos una vivienda en alquiler. Por ejemplo, el problema de las “nóminas trampa”, en que determinados aspirantes a arrendar un local o vivienda falsifican la nómina para ser seleccionados. También se da a menudo el caso de que, según la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), el 10% de las nóminas vienen retocadas para que cuadren con el 30-35% de porcentaje que los propietarios suelen exigir como proporción entre el alquiler y los ingresos del arrendatario.

 

Sólo profesionales con la suficiente experiencia pueden cubrirnos frente a semejantes amenazas, y tenernos informados y asesorados, desde una perspectiva experta, sobre las irregularidades, problemas y entresijos legales a que muy probablemente hayamos de enfrentarnos en el día a día de un alquiler inmobiliario.

 

Cómo gestionar alquileres es una cuestión que es necesario dejar en manos de expertos.