¿Quién paga las reparaciones en un piso de alquiler?

¿Quién paga las reparaciones en un piso de alquiler?

Cuando ponemos un inmueble en alquiler hay un gran número de consideraciones a tener en cuenta. Y una de ellas es quién paga las reparaciones en un alquiler. Este tipo de cuestiones pueden haber quedado reflejadas en el contrato de arrendamiento y atenerse a lo que dicta la Ley de Arrendamientos Urbanos. Dependiendo del tipo de reparación o avería, puede ser el arrendador el que deba hacerse cargo o por el contrario el inquilino. Averiguar cuál de estas figuras es la responsable es una de las ventajas de la gestión integral del alquiler que ofrece Renta Garantizada. Permitiendo así que el propietario no tenga que preocuparse por nada.

 

Desde Renta Garantizada queremos daros toda la información que vamos a necesitar. 

 

Tipos de reparaciones en el alquiler

Lo primero que tenemos que hacer es saber identificar los diferentes tipos de reparaciones que podemos encontrar en una vivienda. Así, no podemos clasificar de igual manera una reparación de conservación del inmueble o una originada por un mal uso de la vivienda. Dependiendo del mismo, será el arrendatario o el arrendador el encargado de hacerse cargo de la reparación.

 

A continuación vamos a descubrir las particularidades de cada una de este tipo de reparaciones que van a marcar quién paga reparaciones en alquiler.  

 

A cargo del arrendador

Los arreglos en una casa alquilada correrán a cargo del arrendador en el caso de que sean consideradas como reparaciones de conservación. Se entiende por reparaciones de conservación a aquellas que son producto del uso y desgaste normal de la vivienda. Además, también serán incluidas aquellas destinadas a mantener las condiciones apropiadas para garantizar la habitabilidad de la vivienda sin que esta aumente su valor.

En este sentido hay que tener en cuenta que el inquilino tiene la obligación de llevar a cabo un correcto mantenimiento de la vivienda para garantizar que esta perdure en el tiempo. De esto se desprende la importancia de que el propietario lleve un correcto seguimiento de la situación en la que se encuentra su propiedad. Es decir, conocer los desperfectos en su alquiler, el cuidado que realiza el arrendatario, saber si no se está haciendo el uso adecuado del inmueble, etc. Este tipo de tareas se incluyen dentro de los servicios ofrecidos por Renta Garantizada dentro de la gestión integral del alquiler, con el objetivo de garantizar el mejor servicio posible para nuestros clientes. 

 

Descubramos los diferentes supuestos en los que el arrendatario será el responsable de los gastos originados por las reparaciones del piso en alquiler.

 

A cargo del arrendatario

De la misma manera que debemos ser conscientes de las obligaciones del arrendador en las reparaciones, el arrendatario debe ser consciente de su responsabilidad con respecto al inmueble que ocupa. 

 

Según lo que establece la Ley de Arrendamientos Urbanos, las reparaciones menores que provengan del uso normal del inmueble corresponderá al arrendatario. Lo que caracteriza a las mismas será su escasa trascendencia y mínimo coste económico para el inquilino. 

 

Existen otros supuestos en los que es el inquilino el que deberá hacerse cargo de las reparaciones. Tal y como indicamos antes, aquellas obras de mayor trascendencia producidas por el incorrecto mantenimiento del inmueble deberán ser cubiertas por el inquilino. Además, en el caso de que el arrendatario no haya comunicado debidamente la necesidad de realizar algún tipo de rehabilitación u obra en la vivienda, también será el responsable de cubrir los gastos. También deberá hacerse cargo de cualquier daño derivado de no haber comunicado correctamente los posibles desperfectos del alquiler.

 

Cómo se determinan las pequeñas reparaciones

Una de las grandes dudas que les surgen a los propietarios es determinar qué se considera una pequeña reparación (a cargo del arrendatario) y cuáles garantizan el correcto funcionamiento de la vivienda (a cargo del arrendador). A continuación detallamos algunos de los criterios que lo van a determinar. 

  • Tiempo de ocupación: si la avería o desperfecto se produce al poco tiempo de entrar el arrendatario, será el propietario el responsable de la reparación. Siempre y cuando no sea causado por un mal uso. 

  • Coste económico: aunque la LAU no establece un importe específico, se suele usar como referencia una cantidad aproximada de 150 euros. 

  • Zona u objeto afectado: en términos generales, se establece que aquellas pequeñas reparaciones que afectan al inmueble corren a cargo del arrendador, mientras que las que afectan a los bienes muebles serán responsabilidad del inquilino. 

En cualquier caso, la ayuda de una agencia negociadora del alquiler así como el contrato de arrendamiento nos ayudará a arrojar luz sobre estos asuntos en caso de conflicto. 

 

En conclusión, la pregunta de quién se hace cargo de las reparaciones en el alquiler de una vivienda dependerá del tipo de obra y otros factores de influencia. En Renta Garantizada gestionamos todo tipo de incidencias relacionadas con el alquiler, siempre para garantizar que se respeten los derechos del arrendador. Contacta con nuestros profesionales para conseguir el alquiler seguro de tu propiedad.