Más de 25 años ofreciendo protección al propietario

BLOG

Blog Renta Garantizada

Pago del alquiler: ¿cuál es la forma correcta de hacerlo?

El pago del alquiler sin duda es uno de los aspectos más importantes en un contrato de arrendamiento y es importante asegurarse de hacerlo de la manera adecuada para evitar problemas legales. 

En este post vamos a explicar la forma correcta de realizar el pago del alquiler y algunos consejos para hacerlo de manera eficiente y segura. También te explicaremos quién paga a la inmobiliaria en un alquiler. En este caso, normalmente los gastos de la agencia suelen recaer sobre el inquilino.

¿Qué dice la ley sobre el pago del alquiler?

En el art. 17 de la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) se determina la fecha, el lugar y la forma en la que el arrendatario debe realizar el pago de la renta de alquiler. La ley dice que los pagos se pueden pactar entre el propietario y el inquilino; por tanto, pueden ser mensuales, bimensuales, trimestrales, quincenales, semanales o incluso anuales. 

El inquilino está obligado a pagar en los primeros siete días del mes y el propietario no puede exigir que le paguen por adelantado más de una renta de alquiler. Este punto aparece en el art. 6 de la LAU.

¿Cuáles son las formas más comunes de pago del alquiler?

Existen diferentes formas de pagar el alquiler y la elección de una u otra dependerá de la disponibilidad y preferencias de arrendador y arrendatario. En el contrato deberá especificarse claramente cuál es la forma de pago acordada, así como el número de cuenta donde se ingresará el alquiler en caso del pago por transferencia. Vamos a ver las formas de pago más habituales:

Pago en efectivo

El pago en efectivo es una de las formas más tradicionales de pago de la renta de alquiler. Su principal ventaja es que se hace de manera rápida y sencilla y no requiere ningún trámite adicional. Sin embargo, es importante que el propietario le dé un recibo de pago del alquiler al inquilino para evitar malentendidos en el futuro. Una de las desventajas de esta forma de pago es el peligro de llevar encima grandes cantidades de dinero en efectivo, por lo que prácticamente no se utiliza en la actualidad.

Pago mediante transferencia bancaria

La transferencia bancaria es una de las formas más utilizadas para el pago del alquiler en la actualidad. Es una opción rápida y segura y permite a ambas partes tener un registro claro y preciso de los pagos realizados. Para hacer una transferencia bancaria es necesario conocer los datos bancarios del arrendador o de la agencia encargada de la gestión del alquiler. Una vez realizada la transferencia, se recomienda enviar al propietario un correo electrónico con el comprobante de pago para confirmar que el dinero ha sido recibido.

Pago mediante domiciliación bancaria

La domiciliación bancaria es otra de las opciones más cómodas y seguras para pagar el alquiler. Consiste en autorizar al arrendador o a la agencia negociadora del alquiler para que cobre el importe del alquiler directamente de la cuenta bancaria del arrendatario. Esta opción evita la necesidad de recordar la fecha de pago y reduce el riesgo de retrasos en el pago del alquiler. El arrendatario deberá asegurarse de tener suficiente saldo en la cuenta bancaria para evitar posibles cargos por descubierto.

¿Cómo hacer el pago del alquiler?

No hay una manera correcta o incorrecta de llevar a cabo el pago del alquiler. Todo dependerá de la opción elegida por ambas partes. Sin embargo, existen algunas recomendaciones que pueden ayudar a realizar el pago de una manera más eficiente y segura:

  • Conocer las fechas de pago: el inquilino debe conocer los límites de fecha en el pago del alquiler para evitar retrasos y posibles cargos por mora. Además, debe comprometerse a abonar el alquiler según el acuerdo al que se ha llegado con el propietario desde el primer pago. De esta manera, se evitan malentendidos y se genera más confianza entre las partes.
  • Mantener una comunicación clara y directa: el arrendador y arrendatario o la agencia y el arrendatario deben mantener una comunicación fluida para resolver cualquier duda o problema relacionado con el pago del alquiler. Si surge algún problema es importante abordarlo de manera inmediata para evitar que se convierta en un conflicto mayor.

¿Qué hacer en caso de retrasos o impagos del alquiler?

Aunque el pago del alquiler es la principal obligación del arrendatario, en ocasiones pueden surgir imprevistos que impidan realizar el pago en la fecha acordada. Si este es el caso, es muy importante comunicar el impago de manera inmediata al arrendador o a la agencia para buscar la mejor solución posible.

En caso de retrasos en el pago del alquiler, es posible que se apliquen cargos por mora o que se generen intereses por el importe adeudado. Si el impago se prolonga por varios meses es posible que el arrendador decida iniciar un proceso de desahucio.

Esta es la situación que cualquier propietario quiere evitar a toda costa, pero lo cierto es que si, desde el principio, cuenta con la ayuda de profesionales especializados en el alquiler de viviendas, se pueden evitar muchos disgustos en relación a los impagos.

En Renta Garantizada te aconsejamos contratar un seguro de impagos que te garantizará el cobro de la renta puntualmente aunque el inquilino deje de pagar durante un tiempo prolongado (máximo de 12 meses). En nuestro caso, trabajamos con una aseguradora líder en el mercado como Mapfre, por lo que el propietario cuenta con un respaldo jurídico en caso de iniciar un procedimiento de desahucio y una cobertura en caso de producirse daños en la vivienda durante el proceso.

Para cualquier duda o consulta, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros profesionales te asesorarán como te mereces para que disfrutes de un alquiler seguro y, sobre todo, tranquilo.

Empresa perteneciente al grupo

Grupo Neinor