Alquiler seguro, en auge por el temor a la morosidad del inquilino

crisis inmobiliaria y morosidad alquiler

En la actualidad, el principal temor que tienen los propietarios a la hora de poner en alquiler sus viviendas es el hecho de dar con un inquilino moroso que no pague la renta establecida. La inestabilidad laboral y la reciente crisis que hemos vivido en el sector inmobiliario elevó los índices de impago y también el miedo al alquiler de morosos, de tal forma, que muchos arrendadores decidieron poner precios más bajos para tratar de evitar los impagos.

Sin embargo, hoy en día el propietario tiene herramientas a su disposición para que ese temor se minimice y una de ellas es apostar por un alquiler seguro en Madrid para su vivienda contratando a una agencia inmobiliaria solvente y de confianza que vele por sus intereses.

La contratación de seguros de impago ha aumentado de manera considerable en los últimos años para proteger al propietario de los posibles impagos de un inquilino moroso durante el contrato de arrendamiento. Estos seguros se contratan a través de una agencia inmobiliaria, como Renta Garantizada, que cuenta con aseguradoras de prestigio (en nuestro caso Mapfre) y que garantizan el pago de la renta al propietario durante un máximo de doce meses si el inquilino deja de pagar el alquiler.

Inquilino moroso

No hay un perfil claro del inquilino moroso. Los hay que son verdaderos profesionales del engaño y con la intención clara de no pagar la renta al propietario desde el principio (en ese caso es muy probable que aparezca en alguna lista de morosos), pero también  son personas normales que pierden su trabajo y dejan de pagar la renta aunque su intención era la de seguir pagando.

Cuando se da este caso, el propietario está totalmente desprotegido sin la ayuda de un profesional que le asesore y le diga lo que puede hacer legalmente para revertir la situación. En muchos casos se actúa demasiado tarde y el inquilino puede seguir disfrutando de la vivienda meses o incluso años hasta que legalmente pueden desalojarlos.

Las agencias inmobiliarias intentan evitar llegar a una situación límite y ofrecen al propietario la posibilidad de tener un alquiler seguro desde el principio, de tal forma que se actúe cuanto antes al primer síntoma de impago. Esto incluye una gestión integral del alquiler de la vivienda, desde la selección del candidato, redacción del contrato y seguimiento del mismo, hasta la protección total con seguro de impago y cobertura jurídica si es necesaria. Esta es, según nuestra opinión, la mejor manera de lanzar al mercado una vivienda de alquiler y despreocuparse del alquiler a morosos.

 Cómo evitar el alquiler a morosos

No hay una fórmula mágica para evitar alquilar una vivienda a un inquilino moroso, pero sí que se pueden tomar precauciones y tratar de evitar en la medida de lo posible un alquiler a morosos. La recomendación es muy simple: poner la vivienda en manos de auténticos profesionales.

Los expertos saben cómo desenmascarar a un inquilino moroso antes de alquilar tu vivienda y, si finalmente se produce el impago, saben cómo actuar rápidamente para desalojar cuanto antes al inquilino de la vivienda. Y por supuesto, mientras lo consiguen, el propietario siempre recibe la renta mensual. Por tanto, creemos que el propietario puede y debe tomar esta medida preventiva para disponer de todas las garantías que necesita y conseguir un alquiler 100% seguro.

En Renta Garantizada disponemos de los mejores expertos en el sector inmobiliario que te recomendarán lo mejor para tu vivienda, evitando el alquiler a morosos y garantizando tu renta en caso de impago. Contacta con nosotros para resolver cualquier duda o consulta. ¡Queremos ayudarte!