¿Quién te ayuda en una agencia negociadora del alquiler?

agencia-negociadora-de-alquiler

Una agencia negociadora del alquiler debe ofrecer todas las garantías a los propietarios que desean alquilar su vivienda y, para ello, dispone en su plantilla de profesionales cualificados y experimentados en todas las áreas del sector inmobiliario.

 

Todos los profesionales que trabajan en una agencia negociadora del alquiler en Madrid son expertos en la administración y gestión de fincas, cada uno en su área. Así, podrás disponer de un abogado especialista en derecho inmobiliario, si la situación lo requiere, un gestor experto en alquileres para todo lo que está relacionado con el arrendamiento de una vivienda y personal administrativo capaz de resolver cualquier consulta que tengan los propietarios.

 

Se trata de un equipo multidisciplinar que está preparado para responder ante cualquier eventualidad relacionada con los alquileres, no solo de particulares, sino también de empresas o entidades bancarias. Su nivel de preparación y experiencia debe estar a la altura de las circunstancias para aportar soluciones eficaces y rápidas cuando es necesario.

 

Cualquier propietario necesita en algún momento un asesoramiento técnico, fiscal o jurídico durante la vida útil de su contrato de arrendamiento. La calidad de los profesionales de una agencia negociadora del alquiler será directamente proporcional al nivel de exigencia que tengan y su facilidad para solucionar los problemas planteados por sus clientes. 

 

Tenemos que pensar que el propietario lo único que desea es tener un alquiler plácido y sin contratiempos y, en caso de aparecer estos, saber que está en buenas manos y que la agencia podrá solucionarlos en el menor tiempo posible y sin ningún perjuicio para él. Ese es el objetivo de los profesionales de la agencia.

 

Las labores de un agente inmobiliario

 

Es el profesional encargado de asesorar al propietario en todo lo que necesite. Aconseja el mejor precio de alquiler para el inmueble, los posibles arreglos que debería hacer, publica el anuncio, recibe las llamadas de los interesados y enseña la vivienda a los posibles inquilinos. Tiene un gran conocimiento del mercado del alquiler y ofrece los mejores consejos al propietario a la hora de elegir el inquilino.

 

En este sentido, investigará si arrastra deudas de alquileres anteriores, los ingresos que tiene y otros aspectos que solo un profesional de sus características puede hacer para asegurarse de que va a ser un inquilino solvente y no va a haber problemas durante el contrato. 

 

Funciones administrativas del agente inmobiliario

 

El agente inmobiliario se encarga de la redacción del contrato de alquiler y de cualquier aspecto burocrático relacionado con el propietario o el inquilino. Es un buen conocedor de las leyes que afectan al alquiler de viviendas y de las nuevas normativas que han entrado últimamente en vigor. Es decir, que sabe lo que es legal y  lo que no y qué cláusulas se pueden introducir en el contrato para mayor tranquilidad del propietario.

Funciones comerciales del agente

 

En este apartado, el agente buscará la mejor renta de alquiler posible en base a los precios de la zona, las características del inmueble y el perfil de inquilino que prefiere el propietario. Su labor es conseguir al inquilino “perfecto” dentro de esos parámetros e intentar que pague puntualmente, tenga buena relación con los vecinos y respete la vivienda casi como si fuera suya. No es fácil, pero se puede conseguir.

 

Función de enlace entre propietario e inquilino

 

El agente es el encargado de hablar con el inquilino y recoger las posibles quejas, problemas o sugerencias que tenga sobre el inmueble y luego se las comentará al propietario recomendándole la solución más adecuada. Este es un trabajo muy apreciado por el propietario por la tranquilidad que le ofrece y porque sabe que no tiene que ocuparse de las posibles gestiones que haya que hacer. 

 

Abogado inmobiliario

 

Aunque el agente inmobiliario es el encargado de gestionar los aspectos legales relacionados con el contrato, la fianza y otros elementos imprescindibles en el alquiler de viviendas, la figura de un abogado experto en derecho inmobiliario debe estar siempre presente en una agencia negociadora del alquiler

 

Él o ella son los encargados de iniciar procesos legales si es necesario (por ejemplo en caso de desahucio) y de solucionar problemas derivados de incumplimientos de contrato o de otro tipo, como que sean varios los propietarios de un inmueble y unos quieran alquilarlo y otros no.

 

Para resolver cualquier conflicto relacionado con el alquiler de la vivienda, el abogado inmobiliario será el encargado de poner sobre la mesa las directrices legales para su resolución, siempre con la ley en la mano y siempre velando por los intereses de su cliente, en este caso el propietario de la vivienda.

 

Como vemos, todas las personas que trabajan en una agencia negociadora de alquiler en Madrid tienen una responsabilidad importante para ofrecer la mejor atención posible a sus clientes. En el caso de Renta Garantizada, nuestros profesionales tienen la cualificación y experiencia necesarias y nuestro aval es la satisfacción de todos nuestros clientes. Contacta con nosotros para cualquier consulta. Estamos a tu servicio.